Vida Nueva
Publicado el 08-08-2007

¿ESTÁN NUESTROS HIJOS PREPARADOS PARA EL FUTURO?

¿Están saludables nuestros hijos?, ¿Qué problemas amenazan su salud?, ¿Reciben nuestros estudiantes una educación de calidad? Las respuestas a estas y otras interrogantes podrá encontrarlas en este reporte sobre el desarrollo de los niños y adolescentes en California publicado recientemente por el estado.


La salud y prosperidad de California y de nuestra nación depende en buena medida del bienestar de nuestros niños. El 27% de los californianos son menores de 17 años. Sin embargo, actualmente muchos de nuestros niños no están recibiendo todas las oportunidades de convertirse en adultos productivos. En vez de contribuir al progreso de la sociedad, en los próximos años, los pequeños de hoy se convertirán en una carga financiera para el estado. Si no se realizan cambios radicales en las políticas relacionadas con los niños y adolescentes, las próximas generaciones tendrán menos posibilidades de éxito y desarrollo pleno.


El estado de California acaba de dar a conocer el reporte anual “Los Niños Ahora (Children Now’s ) 2006-07”. Este estudio provee cifras acerca de cómo los niños se están desarrollando en nuestro estado y ofrece sugerencias sobre las medidas que deberían implementarse para mejorar las condiciones actuales de los menores de 17 años.


SERIOS PROBLEMAS DE SALUD AMENAZAN A NUESTROS HIJOS


En California los indicadores tradicionales de salud han mejorado. En los últimos años han aumentado las cifras de niños con seguros médicos, se ha limitado el uso de alcohol y drogas, han disminuido los embarazos en adolescentes y se mantienen niveles bajos de mortalidad infantil. Sin embargo, existen serios problemas que amenazan que los niños se mantengan sanos: El porcentaje de menores que tienen seguro médico a través del empleo de sus padres ha disminuido dramáticamente, el número de fumadores va en aumento, especialmente en escuelas de nivel medio, se reportan altos niveles de obesidad, un mayor número de niños diagnosticados con autismo y alrededor de uno entre 5 adolescentes ha sido diagnosticado con asma, una condición que causa también altos índices de ausentismo en las escuelas.


Recientemente el nivel de mortalidad de adolescentes ha aumentado, debido entre otras causas al uso de drogas y homicidios. El 40% de estudiantes del once grado admiten haber utilizado drogas al menos una vez. Los accidentes automovilísticos se encuentran entre la causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años, mientras homicidio se considera la segunda causa de muerte de este grupo de la población del estado.


Otro de los problemas de salud que afectan a nuestros jóvenes es el relacionado con la salud bucal. California necesita aumentar el número de médicos que acepten seguros públicos, mejorando Denti-Cal y creando otros programas que promuevan la higiene dental entre padres y niños. Una buena salud dental es clave para el desarrollo integral de un joven. Enfermedades dentales pueden provocar infecciones en el oído, sinusitis, enfermedades del corazón y pérdida de autoestima. Aunque los niños en California tienen mejor salud bucal que en el pasado, alrededor de 138,000 niños tienen severos problemas dentales y no tienen seguro dental, disminuyendo las oportunidades que tienen de recibir chequeos periódicos.


Sin embargo, no todo es negativo en el panorama de la salud pública. En el 2006 hubo significativos progresos en este campo. El presupuesto del 2006-07 incluyó $50 millones para ayudar a familias que no tenían a sus hijos con seguro médico. Igualmente se propuso un fondo de $500 millones para que las escuelas compraran equipos deportivos y para contratar instructores de educación física, con el objetivo de disminuir la obesidad y el sedentarismo en las escuelas.


GARANTIZAR SEGURO MÉDICO PARA NUESTROS NIÑOS INCREMENTARÁ EL NUMERO DE ADULTOS SANOS EN EL FUTURO


El propósito del estado es garantizar que todos los niños tengan un seguro médico para mejorar su salud y prevenir otros gastos médicos en el futuro. En California, los hijos de familias con bajos ingresos tienen menor acceso al sistema de salud del estado. El 12% de nuestros niños no tienen acceso periódico a una consulta médica.


Las estadísticas muestran que los niños con seguro médico reciben chequeos médicos regularmente y tienen mayores posibilidades de convertirse en adultos productivos. La economía se beneficia cuando los niños están cubiertos por un seguro: por ejemplo, disminuyen los costosos servicios de emergencia, se vacunan contra enfermedades peligrosas. Aunque el estado ha hecho grandes esfuerzos en asegurar a los menores de 17 años, existen todavía 763,000 niños que no están protegidos por ningún seguro médico. Debido a que ha disminuido el número de familias que pueden asegurar a sus hijos a través de sus empleos, el estado ha tenido que invertir más recursos para garantizar la salud de los menores. Solamente el 50% de nuestros niños tienen seguro médico a través del trabajo de sus padres.


Garantizar que los niños tengan acceso a cuidados de salud de calidad es una prioridad para el estado. Los bajos niveles de mortalidad infantil y el porcentaje de infantes vacunados indican los avances que se han dado en esta materia. El 78% de los niños en California están en “buen” o “excelente” estado de salud. Sin embargo, todavía se trabaja en desarrollar la medicina preventiva debido a que ha disminuido la cantidad de niños que reciben chequeos médicos periódicamente.


LA OBESIDAD EN LOS JÓVENES REPRESENTA UN SERIO PROBLEMA DE SALUD PARA LAS FUTURAS GENERACIONES


Las encuestas arrojan que la obesidad en los menores de 17 años se ha triplicado en los últimos 30 años. Entre los factores que inciden en el aumento de estas cifras se encuentran el sedentarismo, particularmente entre las familias de bajos ingresos que no tienen dinero suficiente para comprar comida saludable, así como por el aumento de ingestión de comida chatarra, alta en grasas y calorías.


El 29% de los niños en California son obesos. Los afroamericanos y latinos son los más propensos a la obesidad debido a que no practican deportes y tienen malos hábitos alimenticios.


FORTALECIMIENTO DE LA EDUCACIÓN Y LAS ESCUELAS DE CALIFORNIA


Está demostrado que los niños que reciben una educación de calidad desde edades tempranas tienen mayores posibilidades de disfrutar de una vida saludable y de coronar una carrera universitaria. Aunque el estado ha realizado considerables esfuerzos para mejorar el sistema de educación, un elevado número de adolescentes terminan su educación sin estar debidamente preparados para enfrentar las exigencias de la sociedad contemporánea.


Considerando la importancia de mejorar el sistema de educación de California, el pasado año fiscal el estado implementó un fondo de $50 millones para extender los programas de educación preescolar a más de 12,500 niños, y destinó otros $50 millones para la construcción y rehabilitación de aulas. Del mismo modo este año fiscal se invertirán $268 millones para mejorar el funcionamiento de escuelas con bajos rendimientos académicos y se están creando mecanismos para incentivar el trabajo de los maestros.


La posibilidad del estado de mejorar el desarrollo de la educación está limitada por las existentes estructuras y la inadecuada distribución de las finanzas. Los fondos destinados a los distritos y las escuelas deben ser distribuidos de una manera más equitativa según las necesidades de los estudiantes. De acuerdo con estos criterios, California necesita invertir más recursos en el sistema de educación escolar y asegurar que todos los estudiantes tengan maestros calificados. Estos son cambios esenciales si se desea mejorar el sistema y se logra eliminar las diferencias en el rendimiento de los estudiantes provenientes de famillas de bajos ingresos, principalmente latinos y afroamericanos.


Más de la mitad de los estudiantes en California todavía muestran resultados bajos en matemáticas y lectura, principalmente los latinos y afro americanos. Alumnos en las escuelas ubicadas en barrios de bajos ingresos son más propensos a tener maestros menos calificados. Por este motivo, un porcentaje muy bajo de esta población estudiantil logra terminar una carrera universitaria.


LOS PROGRAMAS DESPUÉS DE LA ESCUELA UNA PRIORIDAD EN LA EDUCACIÓN


El apoyo de California a los programas después de la escuela lo han convertido en un líder nacional. El estado ha creado un fondo de $428 millones para financiar estos programas que ayudan a los niños a desarrollar sus talentos e intereses y mejora sus índices académicos. Considerando que 3 de 10 adolescentes en California pasan al menos 3 o más días de la semana sin la supervisión de un adulto, se impone el desarrollo de clases atractivas que lleven mensajes positivos a los jóvenes y los alejen de las drogas y las pandillas.


Según las encuestas, los niños de familias de medianos y bajos ingresos (con salarios entre los $20,000 y $60,000 anuales) son menos propensos a participar en este tipo de actividades educativas.


BENEFICIOS DE LA EDUCACIÓN A TEMPRANA EDAD


Los reportes muestran que los pequeños que tienen acceso a una educación de calidad a temprana edad tienen mayores oportunidades de éxito en el futuro. En ese sentido, California debe expandir el sistema de educación preescolar, para asegurar que cada niño reciba al menos un año de educación preescolar antes de comenzar el kindergarten. Los niños que no tienen una estimulación temprana requieren posteriormente costosos servicios remediales. Más de la mitad de los niños de 3 y 4 años de edad en el estado no asisten a programas preescolares.


Actualmente la calidad de estos programas no es evaluada correctamente. La educación preescolar y las guarderías son extremadamente costosas y representan un fuerte golpe financiero para las familias de bajos y medianos ingresos. Por eso se impone que se desarrollen opciones viables para los padres que les permitan desarrollar las potencialidades de los pequeños en un ambiente seguro y creativo.


EL DESARROLLO ARMÓNICO DE LAS FAMILIAS


En California, el nivel de pobreza infantil es uno de los más elevados del país. Muchos núcleos familiares con adultos trabajando pasan grandes dificultades para poder pagar la renta y cubrir las necesidades básicas de la familia. El costo de vida en el estado se ha duplicado durante los últimos 5 años, mientras los ingresos se han mantenido a los mismos niveles.


Las investigaciones indican que los niños que crecen en hogares humildes tienden a tener dificultades en su vida futura, y no pueden convertirse en adultos plenos. La forma más efectiva de reducir la pobreza infantil es dándole la posibilidad a las familias de mantener un nivel de vida armónico, mejorar el sistema de educación de California y los servicios médicos. VN


CALIFICANDO LA SITUACIÓN DE LOS NIÑOS EN EL ESTADO DE CALIFORNIA 2006-2007


(Reporte anual “Los Niños Ahora (Children Now’s ) 2006-07”)


SALUD

Seguro Médico B

Salud dental C

Obesidad D+

Infantes y Pre-adolescentes

(hasta 12 años) B

Salud de niños adolescentes

(De 13 a 19 años) B


EDUCACIÓN

Cuidados tempranos y Educación C

Kinder hasta los 12 años C

Después de la escuela B+


BIENESTAR DE LA FAMILIA D+


INDICADORES DEMOGRAFICOS


- En California residen 9.7 millones de niños menores de 17 años.

- El 47% de los niños residentes en California son latinos.

- El 92% de los niños en el estado son residentes americanos.

- El 44% de los menores de 17 años residentes en California hablan una segunda lengua en sus hogares.

- California es el estado más diverso del país.


EDUCACION PREESCOLAR


- Niños provenientes de familias de altos ingresos tienen mayores posibilidades de asistir a programas de educación preescolar de calidad.

- La educación preescolar es más costosa que los gastos de una universidad estatal en California

- A nivel promedio, una familia californiana que gana $54,000 anuales, gasta un cuarto de sus ingresos en el cuidado de los niños pequeños.

- Alrededor de 220,000 niños están en listas de espera para cuidados infantiles subsidiados.


NIVELES DE VIDA


- Uno en cada cinco niños en California vive en un hogar que está por debajo del nivel de pobreza federal (menos de $16,600 al año para una familia de 3 personas).

- Una familia con dos hijos y dos adultos trabajando deben ganar alrededor de $64,000 para garantizar un nivel digno de vida a la familia.

- Uno de cada cinco niños viven en un hogar pobre en California. VN